Eyeliner: un delineado para cada ojo

Eyeliner: un delineado para cada ojo

El Eyeliner vuelve con fuerza. Esta temporada los ojos delineados al estilo de los sesenta han sido los protagonistas absolutos en todas las pasarelas. Con un maquillaje profesional y en muy poco tiempo podemos conseguir una mirada sexy y seductora al instante. ¿Quieres saber más sobre las posibilidades de este instrumento de belleza? En AMM Estilistas, tu salón de belleza y estética, te damos las claves.

 

Aunque la tendencia a lo natural, al maquillaje nude y al efecto cara lavada se impone, las miradas dramáticas, delineadas y definidas, con pestañas infinitas hacen lo propio. Da a tus ojos toda la intensidad que buscas, a golpe de eye liner o con un tratamiento de micropigmentación.

 

A cada tipo de ojo, su eyeliner: Cómo pintarse los ojos con eyeliner

 

Al igual que existe un tipo de peinado para cada una, también cada eyeliner ha de adaptarse a la forma de los ojos para realzar la mirada y dotarla de profundidad y sensualidad.

 

El maquillaje con eyeliner no es fácil de realizar. No todas tenemos la habilidad para dibujar un trazo preciso y si no eres un poco manitas, puedes acabar arruinando el resultado.

 

Comienza por encontrar el eyeliner que mejor se adapte a tus habilidades, a tu forma de maquillar y sobre todo, que resulte fácil de utilizar. En el mercado existen muchos tipos diferentes: de bolígrafo, eyeliner en gel, líquidos o en crema. Te recomendamos el formato boli, sobre todo si eres principiante. Por el contrario, los líquidos consiguen efectos maravillosos para lograr una mirada rasgada y felina pero no son fáciles de utilizar.

 

La clave está en la forma de tu ojo.

 

    • Ojos rasgados. Si tienes la suerte de tener este tipo de ojos aprovecha su forma con un trazado largo y sutil que alargue el rabillo sin excederte. En el lacrimal, aplica un poco de khol para definir aún más la forma rasgada.

 

    • Ojos pequeños. No te excedas con el eyeliner si no quieres provocar el efecto contrario, es decir: achicar más el ojo. Utilízalo solo para crear un ligero efecto rasgado y acompañado de sombras y khol en el lagrimal.

 

    • Ojos almendrados. Si deseas una mirada chic y divertida, traza una gruesa línea con el eyeliner a lo largo de todo el ojo dejando un rabillo corto y difumínala por la parte del lagrimal.

 

  • Ojos ligeramente caídos. El eyeliner será tu gran aliado. Eleva la línea del párpado a medida que avanzas con el trazo y rellena el espacio vacío. El resultado será un rabillo más grueso, sexy y al más puro estilo sesentero.

 

AMM Estilistas: Tu imagen en buenas manos.

 

Foto Flickr | Ashley Harrigan

Sin comentarios

Publicar un comentario