Como acertar con tus bases de maquillaje

Tipos bases de maquillaje y cómo elegirlas

Para conseguir un maquillaje perfecto hay que comenzar por lo más esencial: utilizar la base apropiada. Sin ella no podrás conseguir el efecto natural que buscas para tu maquillaje de día, ni el look sofisticado y glamouroso que deseas en tu maquillaje de noche.

¿Sabes cómo elegir la base que más te conviene? Para convertirte en toda una experta, seguro que te vendrán fenomenal los consejos de nuestros estilistas.

¿Para qué utilizamos el maquillaje?

Su función principal es conseguir que la piel del rostro luzca un aspecto atractivo y sin rastro de imperfecciones. Un buen maquillaje puede hacer desaparecer las ojeras, las diferencias de pigmentación o las marcas de acné. Además sirve para potenciar  los rasgos y aportar al rostro brillo y luminosidad.

¿Cuál es la base perfecta para mí?

A la hora de elegir bases de maquillaje buenas y apropiadas, lo principal es tener en cuenta las particularidades de cada tipo de piel: grasa, sequedad, manchas, acné… Si utilizamos un formato incorrecto, el resultado no será igual de perfecto.

Tipos de Bases:

Bases líquidas

Son las más utilizadas en todo tipo de pieles, especialmente en las de tipo graso. Después de aplicarla conviene fijar con polvos, sueltos o compactos, para que dure más tiempo. En las pieles secas y mixtas las bases líquidas también ayudan a matizar los brillos antiestéticos.

Bases en crema

Las bases crema son la mejor alternativa para las pieles secas y están desaconsejadas en las más  grasas con propensión a la aparición de puntos negros y acné.

Bases compactas

Este tipo de bases son una mezcla de base y polvos, muy prácticas para las pieles grasas y con brillos. Ayudan a conseguir una piel con acabado mate y a mantener bajo control  la presencia de grasa o el exceso de brillos.

Bases en barras

Las bases en barra además de su función cubriente, también se utilizan como correctoras. El secreto para una buena aplicación es extender la crema de modo uniforme  por rostro, cuello y escote y difuminar después con ayuda de una esponjita ya que si la capa queda demasiado gruesa o desigual se crearía el antiestético efecto máscara.

Iluminadores

Los iluminadores están disponibles en diferentes formatos: en barra, líquidos, en crema… Se utilizan para dar luminosidad y realzar diferentes zonas del rostro. Bien aplicados, consiguen atraer la atención hacia puntos estratégicos, eliminan la sensación de fatiga y dan al rostro un aspecto radiante.

Cómo aplicar tu base de maquillaje de forma correcta

Existen diferentes técnicas para aplicar tu base de maquillaje, todas igual de válidas siempre que utilices los materiales adecuados: brocha, pincel, aerógrafo, esponja o los dedos.

Para que tu maquillaje se fije mejor y dure más tiempo, antes de la base, realiza una buena limpieza facial y después aplica un poco de tónico con la ayuda de un algodón.

AMM Estilistas: Tu imagen en buenas manos

Sin comentarios

Publicar un comentario